Paz y Desarrollo HumanoENERO 07, 2019 12:16 PM

Costa Rica se adhiere al Convenio Internacional sobre búsqueda y salvamento marítimos de la Organización Marítima Internacional

San José, 7 de enero de 2019. El embajador de Costa Rica en el Reino Unido,  Rafael Ortiz Fábrega, entregó el instrumento de adhesión al Convenio Internacional sobre Búsqueda y Salvamento Marítimos (SAR por sus siglas en inglés) al Secretario General de la Organización Marítima Internacional (OMI), Kitack Lim.

El convenio fue adoptado por la OIM el 27 de abril de 1979 y vigente desde el 22 de junio de 198, bajo dicho instrumento los Estados están en la obligación de garantizar que se tomen medidas para la creación de servicios de búsqueda y salvamento adecuados en sus aguas costeras, con la posibilidad de lograr acuerdos de búsqueda y salvamento, con la utilización mancomunada de las instalaciones, el establecimiento de procedimientos comunes, la formación y las visitas de enlace con otros estados vecinos.

Al hacer el depósito del instrumento jurídico mediante el cual Costa Rica pasa a ser Estado Parte del Convenio SAR, el Embajador Ortiz, expresó “que con este acto  nuestro país continúa dando muestras de su compromiso por actualizar su marco normativo, particularmente en los temas marítimos, área en la que se ha ido recuperando importancia a medida que la administración del Presidente don Carlos Alvarado busca la inserción de nuestro país en los grandes acuerdos internacionales relacionados con el medio marino”.

El instrumento internacional adoptado en Hamburgo en 1979, tiene por objeto elaborar un plan internacional de búsqueda y salvamento, de manera que, independientemente del lugar en donde ocurra un accidente, el salvamento de las personas que necesiten auxilio pueda ser coordinado por una organización de búsqueda y salvamento y, si fuera necesario, mediante la cooperación entre organizaciones de búsqueda y salvamento cercanas al suceso.

Hasta la adopción del Convenio SAR no existía un sistema internacional que rigiera las operaciones de búsqueda y salvamento, si bien la obligación de prestar ayuda a los buques que se encontraban en peligro está consagrada tanto en la tradición marítima como en los tratados internacionales (como el Convenio internacional para la seguridad de la vida humana en el mar (Convenio SOLAS 1974).